Siete tendencias que marcarán el futuro próximo de las tecnologías, según Google

Publicado en por NetCandy

Internet evoluciona rápidamente y en distintas direcciones, prever qué puede pasar con la red es una labor constante de quienes interactúan en ella.


Internet ha cambiado muchas cosas: la forma de trabajar, de comunicarse, de relacionarse, de aprender, de investigar, de estudiar, de jugar, de entretenerse... mejor dicho se metió en la vida y en la cotidianidad de millones de personas.


Como toda tecnología, en la actualidad, evoluciona rápidamente y cada nuevo paso que da permite que más personas accedan a ella, al tiempo que sus usuarios se vuelven más exigentes con los servicios y consultas que quieren encontrar en la red.


De ahí que aquellas empresas que viven de esta red universal estén siempre pendientes de las posibilidades de desarrollo que tiene para así ofrecer más opciones y servicios.


Eso hace Google: plantearse para dónde va Internet, qué quieren los usuarios y qué les puede ofrecer.


Por ello ha establecido siete tendencias que marcarán el futuro próximo: Internet móvil, siempre conectados a través de dispositivos como los celulares y los portátiles; la red omnipresente; las ciudades tendrán cada vez más facilidades de acceso; mayor velocidad, a través de la banda ancha en cualquier lugar; computación en la nube, con acceso a más y más aplicaciones; publicidad en línea, para llegar a públicos objetivos con mayor precisión; el tiempo real, saber ya que están diciendo en Internet, y la web social, cada vez hay más usuarios de estas redes.


Estas tendencias plantean retos para los operadores de buscadores, así como para los publicistas, los empresarios, los servicios de entretenimiento y todos aquellos que quieren participar de la red como usuarios o como oferentes, e incluso para aquellos, como los productores de teléfonos móviles para quienes Internet les ha fijado nuevas metas.


Internet móvil: el PC dejó de ser el rey


Expertos como Vint Cerf -uno de los padres de Internet y vicepresidente de Google- señalan que, si bien el computador personal no morirá y seguirá siendo un equipo muy importante para los usuarios y para el desarrollo de Internet, dejará de ser el medio de conexión por excelencia.


"Históricamente, Internet ha sido conectividad entre computadores y personas. (...) Internet continúa su desarrollo: nuevos dispositivos encontrarán su camino en la red y nuevas formas de acceder a ella surgirán y evolucionarán", escribió Cerf en su artículo The Next Internet, incluido en su blog corporativo.


La posibilidad del acceso a Internet desde muchos dispositivos -teléfonos inteligentes, celulares de gama media, tablets, computadores de mano, netbooks, consolas de videojuegos e incluso los celulares económicos- ayudará que se cumpla la promesa de que sea una red para todos.


Hoy, 1.800 millones de personas, sólo el 27 por ciento de la población mundial, tienen acceso a Internet, y se prevé que gran parte de los próximos 1.000 millones llegarán a través de dispositivos móviles.


En Japón esto ya es una realidad, y más personas se conectan desde su teléfono que desde un computador.


Por otra parte, los dispositivos móviles se están convirtiendo en el aliado perfecto para quienes necesitan estar conectados permanentemente a Internet por medio de su correo, las redes sociales o las redes corporativas.


Además, los equipos más avanzados están logrando un alto grado de 'inteligencia' gracias a que, junto a la conexión a Internet, incorporan varios sensores capaces de detectar y enviar datos en tiempo real, tales como la ubicación geográfica.


Otra gran ventaja que tendrá la Internet móvil es su velocidad: las conexiones 3G se remplazarán por la cuarta generación, con tecnologías como LTE, que brindarán más velocidad que las actuales conexiones fijas.


Un estudio del Pew Internet Project predice que "Internet móvil será dominante. Hacia el 2020, la mayoría de las redes celulares proveerán un gigabit por segundo como mínimo, desde cualquier lugar y en cualquier momento".

Esto implica un reto para las empresas productoras de este tipo de dispositivos, que tienden a ser cada vez más sofisticados.


Red omnipresente


En el futuro, las personas no sólo se podrán conectar a Internet desde el hogar, las empresas, las oficinas, los cafés Internet, algunos sitios públicos y los teléfonos móviles con servicio de 3G ó 4G. Aunque hoy ya parece que Internet está en todas partes, todavía no está al alcance del grueso de la población ni llega a todos los rincones.


Sin embargo, en el futuro las ciudades y poblaciones enteras tendrán Internet en el aire, por medio de redes con tecnologías Wi-Fi y WiMax, y sus ciudadanos podrán conectarse desde cualquier lugar, gratuitamente o con costos cada vez más razonables para sus usuarios.


Y no sólo los computadores y los dispositivos móviles aprovecharán la omnipresencia de Internet, sino también una nueva generación de aparatos, desde electrodomésticos hasta automóviles, que podrán estar en línea constantemente.


El ejemplo clásico de la nevera que se conecta a la tienda de la esquina cuando falta la leche o la carne, o uno más futurista del carro que por correo avisará cuando le falte la gasolina o cuando tenga una pieza desgastada, podrían ser realidad en unos pocos años.


Navegar a toda velocidad


Actualmente, en territorios como Hong Kong, Francia y Japón la velocidad promedio para los usuarios de banda ancha es superior a los 10 Mbps.


Otros países, como Estados Unidos, poco a poco llegan a estas velocidades, mientras que en Latinoamérica sólo los más privilegiados cuentan con conexiones superiores a los 4 Mbps.


Sin embargo, la velocidad en Internet no sólo proviene de la rapidez de las conexiones, sino también de la optimización de los sitios web, las aplicaciones, las tecnologías multimedia y otros aspectos aparentemente imperceptibles pero que aceleran y mejoran la experiencia en línea.


Estudios de Google muestran que las personas quieren sitios y aplicaciones más rápidas y estables.


Esto implica que los buscadores estén investigando constantemente para desarrollar nuevas tecnologías, y mejorar permanentemente las que ya tienen, para lograr que la web sea más rápida para todos, así no se tengan conexiones de alta velocidad.


La computación en la nube será más popular


'Cloud computing', o computación en la nube, despegó en el 2008 y el año pasado creció notablemente, con el surgimiento de numerosas aplicaciones en la nube o Web 2.0 -alojadas en Internet y accesibles desde computadores y dispositivos móviles, y creadas para colaborar y compartir contenidos-.


En el futuro se prevé que cada vez más aplicaciones y servicios que hoy funcionan desde los equipos se trasladen a la nube, aprovechando las ventajas en seguridad, accesibilidad y colaboración.


Publicidad en línea está viviendo crecimiento exponencial


La publicidad en Internet evoluciona a grandes pasos y crece como la espuma en los países más desarrollados. En Inglaterra, hace pocos meses la inversión en publicidad en línea alcanzó el 25 por ciento del total, y desde ese momento la red superó a la televisión como el medio predilecto de los anunciantes.


En España, Estados Unidos y otros países la tendencia va hacia allá, y ya Internet supera a algunos medios tradicionales.


El promedio mundial de inversión de publicidad en línea, según la firma PriceWaterhouseCoopers, es del 10 por ciento del total de la inversión publicitaria, y en el 2011 será del 21 por ciento.


¿Se trata de una moda? No, es una tendencia cada vez más fuerte apoyada en ventajas de la publicidad en línea sobre la tradicional, tales como la posibilidad de segmentar los anuncios, modificar las campañas publicitarias fácilmente y en tiempo real, administrar de manera flexible los costos, pautar sin límites geográficos y, por todo lo anterior, ayudar a los anunciantes a encontrar más fácilmente a sus clientes potenciales, incrementar sus ventas y reducir los costos de mercadeo, publicidad y comercialización.


La publicidad contextual (que tiene que ver con el contenido de las páginas web donde se coloca) es el formato publicitario de mayor crecimiento, gracias a su efectividad y mayor retorno a la inversión, y a que no es intrusiva.


El porcentaje de inversión en Inglaterra (25 por ciento) tiene sentido: estudios internacionales no solo señalan que el uso de Internet va en aumento por un mayor número de personas, sino que los internautas pasan cada vez más horas al día en línea que expuestos a medios tradicionales como la radio, la prensa y la televisión, por lo que los anunciantes entienden mejor que deben estar donde se encuentran sus audiencias.


En Latinoamérica, la tendencia está despegando lentamente, y la publicidad en línea representa un 5 por ciento del total de inversión publicitaria en la región. En Colombia, en el 2009 creció un 30 por ciento y alcanzó una inversión de 53.000 millones de pesos, según la organización IAB Colombia.


Adicionalmente, los formatos continúan evolucionando, y los anuncios de texto contextuales y los banners ahora están acompañados por avisos de video, multimedia, interactivos y gráficos contextuales.


El tiempo real ahora sí es real


Hoy, la participación de las personas en Internet es cada vez más activa: millones de ellas comparten a diario fotografías, videos, opiniones, documentos y toda clase de contenidos.


Por ello, las búsquedas en tiempo real llegan al rescate de los usuarios cuando éstos quieren saber qué se está diciendo en Internet en ese preciso momento, sobre algo de su interés.


En la web se está haciendo gran parte de la vida social


La web social, también denominada 'Social Media', es tan significativa, que ha transformado la forma como se usa Internet para la vida personal, la información y los negocios.


Según el estudio Tribalization of Business, de Deloitte, 94 por ciento de los negocios aumentarán sus inversiones en redes sociales, publicidad y comunidades en línea, y esto no es gratuito.


Facebook hoy tiene más de 450 millones de usuarios, Twitter supera los 115 millones, Google Buzz está disponible para más de 175 millones de usuarios del servicio de correo Gmail, y en el sitio de videos YouTube se publican más de 24 horas de video por minuto y se ven más de 100 millones de videos cada día.


Estos espacios, más una gran cantidad y variedad que está surgiendo, aún tienen un amplio potencial de crecimiento.


Fuente: http://www.portafolio.com.co/

Comentar este post